¿Sigue siendo atractivo instalar cerraduras biométricas en las oficinas?

Las cerraduras biométricas son cerraduras de seguridad que brindan una gran ventaja, muchas personas pueden abrirlas sin necesidad de que exista una gran cantidad de llaves, de tarjetas o estar colocando claves que pueden ser copiadas, de manera que la cerradura biométrica es una cerradura de alta seguridad, solo da a acceso a quienes de verdad lo tienen.

Pero con el tema de la pandemia, las cerraduras biométricas han tenido detractores, porque esto implica que muchas personas aclocarán su huella en un lector donde también lo harán otras personas, y pueden dejar el virus en el lector, el cual se puede propagar rápidamente en un inmueble, por ello muchos dudan sobre si es buena idea adquirir este tipo de cerradura ahora.

 

La higiene depende de cada persona

La realidad es que hay ciertas recomendaciones para evitar el virus del Covid-19 por lo que no hay que quitar todas las cosas, y en el caos de las cerraduras biométricas, se recomienda no desinstalaras, y si es lo más conveniente en algunos casos, adquirirlas e instalarlas, ya que lo importante para evitar el contagio es la higiene que debe mantener cada persona.

Con el uso de las cerraduras biométricas se sabe que se va a tener contacto con una superficie en la que otras personas han tenido contacto, pero eso no significa que las personas estén conscientes de ello y que después de colocar su dedo en el lector se puedan lavar las manos.

De hecho en algunos lugares en donde hay cerraduras biométricas, se han colocado cerca dispensadores e gel antibacterial con alcohol para que las personas se laven las manos después de colocar su huella en el lector.