Tipos de muelles cierrapuertas

Un cierrapuertas es un dispositivo mecanizado que permite a puertas de distinta tipología ejecutar un movimiento de cierre controlado.

De acuerdo a especialistas de servicio técnico de Cerraduras Abus, de cuyas funciones puedes conocer visitando la página https://seguritek.es/servicio-tecnico-cerraduras-abus/, los controles de accesos se refieren a aquellos lugares con gran flujo de tránsito de personas, como pueden ser portales, puertas correderas, puertas domésticas o, incluso, ventanales, entre otros.

Son elementos de seguridad que, poco a poco, se están implementando en comercios, espacios públicos y zonas comunes en edificios donde se hace necesarias medidas de este tipo, se recomienda contar con un cerrajero especializado para que lo asesore sobre el tema.

Un cierrapuertas es un elemento bastante olvidado en seguridad, sobre todo en aquella referente a los controles de accesos. Por este motivo te mostramos algunos de los tipos de cierrapuertas más conocidos que puedes encontrar en el mercado de la seguridad.

Tipos de muelles cierrapuertas

Bisagras con muelle de retorno

Cerrajeros que han instalado esta marca de dispositivos de seguridad, nos comentan que estas bisagras se colocan en lugar de las bisagras tradicionales y aseguran un cierre suave y automático de la puerta.

Permiten graduar la velocidad y potencia del cierre, acorde al peso de la puerta, para evitar portazos, esta regulación es sencilla mediante una llave Allen y la colocación de un pequeño pasador, hay dos tipos de bisagras con muelle de retorno:

  • Bisagras simple acción para puertas abatibles.
  • Bisagras de doble acción para puertas de vaivén.

Pernios con muelle de retorno

Cumplen la misma función que las bisagras con muelle, asegura un cierre automático y suave de la puerta, la diferencia es que no reemplazan a las bisagras tradicionales la puerta debe tener bisagras para soportar su peso.

El pernio con muelle se añade como un elemento más para fijarlo, y se instalan solo en puertas abatibles son de simple acción, permiten graduar la velocidad y potencia del cierre.

Muelles brazo

Certifican un cierre automático y suave de la puerta, al igual que los pernios muelles, necesitan que la puerta esté instalada con bisagras.

La ventaja frente a los pernios muelles es su fácil instalación, aunque se recomienda contar con la asesoría de un cerrajero especializado.

Retenedores

Fueron creados para un sistema de freno, evitan el golpe de la puerta con el marco no aseguran el cierre automático de la puerta si esta no es empujada, pero controla su cierre en el último tramo para evitar portazos.

Cierrapuertas

Estos mecanismos cierran las puertas automáticamente y evitan los portazos, son los más utilizados en los portales de las comunidades.

Permiten regular la velocidad y potencia del cierre, los hay para puertas de peso desde 20 kg hasta 120 kg en función del modelo, son recomendables para puertas de mucho tránsito.

Hay cierrapuertas sin retención, la puerta siempre cierra y con retención la puerta puede quedar abierta según el modelo para, por ejemplo, pasar cómodamente con un carrito de bebé.

Hay distintos sistemas de retención

Retención Libre (RL)

Es un sistema fijo de retención a 90º. Si la puerta se abre a 90º, permanecerá abierta (retenida), pero no bloqueada. Es decir, se podrá seguir abriendo la puerta hasta los 180º, sin que haya acción de retorno automático hasta que no se coloque de nuevo en posición de 90º.

Con Palanca de Retención (PR)

Es un sistema de retención variable, se puede regular el punto concreto en el que se quiere que la puerta permanezca abierta (retenida) y bloqueada. Es decir, a partir de ese punto, el usuario no podrá seguir abriendo la puerta por tema se seguridad.